Fortificación de la Alianza en tiempos de incertidumbre

Fortificación de la Alianza en tiempos de incertidumbre
Fortificación de la Alianza en tiempos de incertidumbre
Más noticias – Noticias de última hora

Los líderes de la OTAN se reunirán en Washington este martes para conmemorar el 75º aniversario de la alianza, celebrando su fortaleza mientras enfrentan una profunda incertidumbre sobre su futuro.

En los últimos años, la agresión de Rusia contra Ucrania ha revitalizado el propósito de la OTAN, fundada después de la Segunda Guerra Mundial para defender a Europa de la Unión Soviética. Sin embargo, la alianza también enfrenta serios peligros, incluido el aumento de escépticos en la derecha en países como Alemania y Francia.

El posible regreso a la Casa Blanca de Donald J. Trump, que ha valorado a la OTAN y está considerando la retirada de Estados Unidos de la alianza, ha generado alarma entre los miembros.

A continuación, destacamos los puntos clave a observar durante los tres días de reuniones en Washington esta semana.

Enviar un mensaje a Moscú

Un objetivo central del imperio es enviar una señal de unidad y fuerza a Moscú. Los funcionarios dicen que el presidente ruso Vladimir V. Putin espera que los esfuerzos de la OTAN para contener su agresión disminuyan, lo que le permitirá apoderarse de más territorio en Ucrania y quizás también en otras naciones. La preparación se centrará en demostrar un compromiso a largo plazo con Ucrania y la resiliencia de la OTAN.

El secretario de Estado, Antony J. Blinken, destacó que el objetivo principal del encargo es demostrar el valor de la contribución europea a la defensa colectiva. Recientemente, se firmaron acuerdos de seguridad entre varios miembros de la OTAN y Ucrania para enviar un mensaje claro a Putin de que no puede llegar a Ucrania ni a sus aliados.

Debido a esto, los líderes de la OTAN son cautelosos a la hora de denunciar la membresía de Ucrania mientras están en guerra con Rusia, una promesa hecha en Kiev en 2008.

Sabotaje Ruso y respuesta de la OTAN

Ese año, la inteligencia militar rusa lanzó una campaña de sabotaje en Europa, provocando incendios en almacenes y otros sitios de apoyo a Ucrania. Si bien muchos ataques tenían como objetivo frenar el flujo de proveedores, algunos simplemente no estaban relacionados, como el ataque a Ikea en Lituania.

La OTAN está soportando ataques serios, emitiendo advertencias y enviando altos funcionarios de inteligencia estadounidenses a informar a los embajadores.

A medida que se intensifican los ataques rusos en Crimea, utilizando armas suministradas por los Estados Unidos de América, el Kremlin ha aumentado sus peligros. En respuesta, el ejército estadounidense elevó el nivel de alerta para sus bases en Europa. Una cuestión crucial para la OTAN es si Putin alejará aún más la guerra de Ucrania.

La necesidad de Ucrania de armarse

Más defensas aéreas y misiles de defensa aérea están en la lista de deseos de Ucrania. El gobierno de Biden ha anunciado un paquete de ayuda militar de 2.300 millones de dólares, que incluye interceptores de defensa aérea y otras armas.

Ucrania necesita urgentemente sistemas de defensa aérea, especialmente para proteger infraestructuras críticas como la red eléctrica. La administración Biden ha acelerado la entrega de misiles Patriot y otros sistemas de defensa aérea, algunos de los cuales se entregarán en los próximos meses.

La posición de Zelensky

El año pasado, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky expresó su frustración por la falta de un calendario concreto para el ingreso de Ucrania a la OTAN. Esta vez, Estados Unidos y otras naciones están presionando para que se haga una declaración clara sobre la futura membresía de Ucrania.

Los diplomáticos reforzaron su compromiso de suministrar más armas y ofrecer garantías de seguridad a Ucrania. Sin embargo, la reacción de Zelensky al respecto sigue siendo de incógnito.

Elecciones estadounidenses de 2024

La cuestión se desarrolla en un contexto de incertidumbre sobre si Biden seguirá su camino, convirtiéndose en el candidato demócrata y la posibilidad del regreso de Trump a la Casa Blanca. Trump criticó a la OTAN y prometió un rápido acuerdo de paz entre Rusia y Ucrania, que podría implicar concesiones territoriales por parte de Ucrania.

La atención se centrará en Biden, quien será sometido a un intenso escrutinio de su salud mental y su entusiasmo. Si Biden no participa en el debate, es poco probable que otro candidato demócrata proponga cambios significativos en la OTAN o apoyo a Ucrania.

También te puede interesar – Otros medios relacionados