Tesla retira 2 millones de vehículos debido a problemas con el software Autopilot

Tesla retiró más de dos millones de vehículos el martes para actualizar una función diseñada para garantizar que los conductores estén concentrados cuando utilizan la función de piloto automático, según funcionarios de seguridad.

El retiro por parte de Tesla, el principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo, fue el cuarto en menos de dos años. Cubre casi todos los modelos vendidos por la compañía en los Estados Unidos, incluido su automóvil más popular, el vehículo deportivo utilitario Modelo Y.

La actualización agregará nuevas advertencias visuales y controles más obvios para la función Autosteer, que forma parte de Autopilot. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras dijo que puede haber «un mayor riesgo de accidente» cuando se activa el sistema de dirección automática y los conductores no «mantienen la responsabilidad de la operación del vehículo».

La agencia dijo que en agosto de 2021 comenzó a investigar 11 accidentes que involucraron vehículos Tesla que operaban con Autosteer activado. Siguió una serie de reuniones entre la agencia y Tesla, y Tesla decidió este mes llevar a cabo voluntariamente un retiro del mercado.

Tesla comenzó a proporcionar una “solución de software inalámbrica” para algunos vehículos el martes, dijeron funcionarios de seguridad. Los vehículos restantes recibirán actualizaciones de software en una fecha posterior y todas las actualizaciones serán gratuitas para los propietarios de automóviles.

La actualización agregará controles y alertas a la función de dirección automática. Dependiendo del hardware, algunos vehículos actualizados incluirán advertencias visuales más destacadas en la interfaz de usuario, así como controles adicionales cuando se active la conducción automática, cuando se utilice la función en carreteras y cuando se acerque a los controles de tráfico. El sistema de dirección automática también se suspenderá si el conductor no lo utiliza de forma responsable en repetidas ocasiones.

Se espera que en febrero se envíen cartas a los propietarios de Tesla notificándoles sobre la actualización.

El retiro de Tesla de esta semana es el último de una serie de eventos que han llamado la atención sobre el fabricante de automóviles y su software. En octubre, un jurado de California determinó que el software de asistencia al conductor de la compañía no fue responsable de un accidente que mató al propietario de un Tesla e hirió gravemente a dos pasajeros.

La empresa también enfrentó una serie de retiradas del mercado. En mayo, China ordenó a Tesla retirar 1,1 millones de vehículos, citando un problema con los sistemas de aceleración y frenado de algunos modelos fabricados en China y en el extranjero.

Unos meses antes, Tesla había retirado del mercado más de 362.000 automóviles equipados con el sistema de asistencia al conductor Full Self Driving después de que los reguladores gubernamentales descubrieran que aumentaba el riesgo de accidentes. El sistema, que puede girar, acelerar, frenar y cambiar de carril por sí solo, permite a los vehículos viajar por encima de los límites de velocidad legales y atravesar intersecciones de una «manera ilegal e impredecible», dijeron funcionarios de seguridad.

Y a principios de 2022, Tesla retiró del mercado 54.000 automóviles equipados con su software Full Self Driving para desactivar una función que, bajo determinadas condiciones, permite a los vehículos circular lentamente por las intersecciones sin detenerse.